Conoce las características y propiedades del plomo

Uno de los materiales metálicos que mayor uso ha recibido a lo largo de la historia de la humanidad es el plomo. Este metal es considerado uno de los elementos más antiguos del planeta, y a pesar de que se desconoce la fecha exacta en que fue descubierto por el hombre, desde la antigüedad se ha usado en numerosas aplicaciones y hasta la fecha es muy utilizado ya que forma parte de nuestra vida diaria aunque muchas veces pase desapercibido. En esta ocasión hablaremos de las características y propiedades de este elemento metálico y de algunas pautas que se deben seguir al momento de disponer de los desechos que lo contienen para su adecuada recuperación y aprovechamiento en plantas de fundición de metal.

El plomo es un elemento metálico de color blancuzco que va al plateado claro y tiene tintes de tonos azulados, además de ser muy brillante. Es por su alta maleabilidad y ductilidad que resulta adecuado para un gran número de aplicaciones, además de ser muy resistente a la corrosión y adaptarse perfectamente para hacer aleaciones con otros elementos que mejoran sus propiedades químicas, físicas y mecánicas, como el antimonio. Es bastante raro encontrar este elemento puro en la naturaleza, pero se puede extraer de fuentes minerales como la anglesita, la galeana y la cerusita a través de procesos de tostado. Por estas características es un elemento ampliamente utilizado en el sector industrial, así como en la fabricación de conducciones de agua, en fontanería, para proteger edificios y en techado, así como para fabricar artículos de uso doméstico, utensilios de cocina y objetos decorativos, es decir, la gama de aplicaciones para la que es utilizado es bastante amplia.

Este elemento metálico presenta además una densidad elevada, lo que ha permitido que se utilice en la fabricación de contrapesos, anclas y municiones, reactores nucleares, para protección acústica y contra la radiación, en especial en equipos de rayos X, así como para fabricar protección contra movimientos de vibración. Además de estas propiedades físicas, el plomo tiene excelentes propiedades eléctricas y químicas que lo hacen adecuado para la fabricación sistemas de almacenamiento de energía, por ejemplo, baterías de plomoácido. También se usa en construcción de sistemas estacionarios de comunicaciones y en medicina. Del mismo modo se utiliza para fabricar vidrios y barnices para cerámica y para hacer pinturas de colores brillantes, para fabricar pesticidas y ya cada vez menos como conservador de alimentos y aditivo en productos cosméticos, pues presenta un alto grado de toxicidad, que puede poner en riesgo la salud del humano y otros seres vivos.

Como puedes ver, los usos que se le han dado al plomo son bastante diversos y sus aplicaciones se han modificado con el avance de la tecnología y las investigaciones que se han hecho sobre este elemento. En términos generales, después de que se descubriera su toxicidad, su uso para la fabricación de ciertos productos se ha reducido o suprimido por completo, en cuyo caso se reemplazó por otras sustancias. Sin embargo, para la fabricación de baterías industriales, de automoción, de tracción, en servicios de seguridad, en servicios continuos, en ciertas aplicaciones militares, en energía solar, en fabricación de vidrios, en protección de techos y cubiertas, en revestimientos y como soldadura no se puede sustituir por otro elemento o sustancia, por lo que sigue empleándose de manera normal, por supuesto que bajo ciertas medidas de seguridad que reducen los riesgos de exposición a él.

Es precisamente por su toxicidad que el manejo de desechos que lo contiene debe hacerse de manera muy cuidadosa. En este punto es importante que mencionemos que el nivel de riesgo que representa varía según factores como el compuesto o aleación de la que se trata, la forma en que se ha expuesto al elemento, la duración de exposición, y características de la persona que entró en contacto con él, como su estado de salud general, su sexo y edad. En cualquiera de los casos, para reducir los riesgos de entrar contacto directamente con este elemento metálico o con otros materiales que lo contuvieron, especialmente al manipular desechos es fundamental que se maneje con responsabilidad y que la chatarra metálica se traslade a depósitos de recuperación de desechos que opere según las normas vigentes de seguridad.

En publicaciones anteriores en este blog ya hemos hablado de las generalidades del proceso de recuperación de desechos metálicos y de la manera en que se procesan en plantas de fundición para volver a utilizarlos, así como de la importancia de la recuperación de metales. La clave para que la recuperación de chatarra metálica permita reducir la demanda de metales de producción primaria, que como es sabido implica un alto impacto ambiental, es un manejo responsable y seguro de desechos. Es por esta razón que se recomienda acudir a centros de acopio intermediarios o bien, directamente a plantas de fundición donde el personal esté capacitado para separar correctamente los desechos según su composición, para limpiarlos y fundirlos en hornos especialemente equipados con sistemas que regulen la emisión de gases contaminantes a la atmósfera. Esto es particularmente importante para el manejo de un material metálico de toxicidad como el que hemos descrito, pues de otro modo existen altos riesgos de intoxicación que requieran de atención médica especializada, sin mencionar los daños que puede causar al medio ambiente.

Por todo lo anterior, te recomendamos que si estás interesado en comprar plomo o vender desechos que contengan este material, recurras a los servicios de una empresa especializada en el manejo adecuado de metales, como lo somos en Mecomsa, una empresa mexicana que se especializa en la comercialización de ferroaleaciones y metales especiales para fundición.

Con más de 28 años de experiencia ofrecemos un servicio de calidad al mejor precio, que supera las expectativas de nuestros clientes en el mercado de los metales. Además tenemos un fuerte compromiso con el cuidado del medio ambiente y contamos con un proyecto de reciclaje para la fundición de metales no ferrosos. Si quieres conocer más acerca de nuestros servicios no dudes en ponerte en contacto con nosotros, con gusto te atenderemos y responderemos todas las dudas que tengas.

Publicaciones recientes