Antecedentes y usos actuales del estaño

¡Bienvenido!

Muchas gracias por entrar a nuestro blog. En los próximos días estaremos liberando una serie de artículos en los que hablaremos sobre el contexto histórico social de algunos de nuestros materiales con el fin de que conozcas todo lo que hay detrás de esta industria. Esperamos que los disfrutes. El estaño es uno de los metales más utilizados en nuestra civilización y nos ha acompañado por varios siglos. Por eso nos parece pertinente esbozar algunos datos históricos que nos permitan resaltar las características de este material así como algunos de los usos alternos en otras disciplinas que siguen siendo recurrentes en la actualidad.

Como sabemos, la prehistoria se divide tomando en cuenta los elementos metalúrgicos más importantes dentro de un tiempo determinado. Esto es así porque gracias a estos materiales se llevaron a cabo diversos avances tecnológicos que finalmente le dieron lugar a los establecimientos sedentarios. Fue justamente el estaño uno de los materiales representativos de la Edad de bronce  y algunos historiadores ubican el inicio de su utilización en varias regiones cercanas al Oriente y territorios balcánicos.

Algunas de las primeras herramientas que fueron encontradas contienen una aleación entre este metal y otros, aunque se cree que se debe principalmente a causas naturales pues en ese momento no existía la tecnología ni el conocimiento para realizar esta actividad de manera premeditada. En todo caso, la extracción también se realizaba mediante estrategias primitivas por lo que era muy factible la combinación de los materiales.

De lo que sí se tiene registro es que fácilmente identificaron una mayor resistencia en cada uno de los utensilios fabricados con estos nuevos materiales, lo que les permitió comenzar a nombrarlo e identificarlo con mucha más facilidad. Gracias a la aparición de otra materia prima se permitió enfrentar una posible disminución en la producción en el caso de que otros elementos comenzaran a extinguirse.

Sin embargo, resulta complicado recrear completamente el uso de este y otros metales en la Edad de bronce. Principalmente por la destrucción o mala conservación de la mayoría de los vestigios así como la destrucción indiscriminada de las viejas minas para establecer estructuras mucho más modernas. Hasta ahora, los arqueólogos han logrado determinar distintas fuentes del metal en cada uno de los continentes. Europa y Asia son de los más escasos y sus recursos metálicos, al menos de este tipo, provenían del comercio. Una de las primeras implementaciones que se le dio en este continente fue para mejorar las armas de defensa, fueran personales o para ejércitos militares.

Cuando comenzó a aplicarse una mejor técnica de la fundición el uso de los metales se disparó convirtiéndose en una de las actividades de construcción más importantes, comenzando a extender su utilización tanto en herramientas prácticas como también en pequeños edificios y elementos ornamentales. Otro caso interesante es el de América: los principales yacimientos, sino es que los únicos que se han encontrado están ubicados en América del Sur.

Específicamente en Colombia, la parte sur de Argentina, al norte de Bolivia, Brasil y Perú. En el caso del último país, tienen una relación directa con la cultura Inca por lo que se especula que la utilización de este material formó parte fundamental de los grandes avances que tuvo esta civilización prehispánica y con lo cual se hizo del control de toda la región. El único país perteneciente al continente americano que también cuenta con yacimientos de estaño es México, teniendo como principal productor al estado de Zacatecas.

Actualmente, los principales productores del metal son los siguientes: China, Malasia, Perú, Indonesia, Brasil, Bolivia, Tailandia, Rusia y Australia. Ahora que hicimos un breve recorrido pasemos a enumerar algunos de los usos menos conocidos del metal, verás lo versátil que puede llegar a ser:

  • Una variación del metal procesado se utiliza en la envoltura de alimentos, esto porque le otorga mayor protección y capacidades de conservación.
  • Se utiliza en algunas etiquetas de seguridad que necesitan de hilos metálicos para configurar dispositivos de seguridad. Estos pueden ser aplicados en una gran variedad de productos, desde libros hasta ropa.
  • Dentro de la industria de la cerámica en alta temperatura se utiliza como un añadido de ciertas tonalidades o para ajustar el brillo en algunos esmaltes. La cerámica que se trabaja con esta técnica puede ser utilizada principalmente con fines ornamentales.
  • Las tapas que cubren las botellas de vino se empezaron a fabricar con este metal después de que las agencias de salud alimenticia vetaron el plomo de la utilización en el proceso de alimentos.
  • Cuando se necesitan fabricar envases de cristal con alta resistencia, se añade a la fórmula para obtener mucha mayor estabilidad y poderles dar altos niveles de rendimiento.
  • Cuando alguna estructura cuenta con recubiertas que tendrán contacto directo con algunos agentes líquidos se les añade capas de estaño para desacelerar los procesos de oxidación.
  • Se sigue utilizando con fines ornamentales ya sea en piezas de alta decoración con gran formato e incluso en piezas pequeñas que formen parte de una estructura mucho más grande. Debido al color tan particular que posee muy pocas veces se le añade tinturas, generalmente los detalles o transformaciones para resaltar la pieza se hacen con el tallado de motivos sobre la superficie de la misma.

Sin duda se trata de uno de los materiales más versátiles, ¿no es así?

De antemano, agradecemos tu atención a este artículo. Si te pareció interesante o te gustaría conocer algún otro tema en específico relacionado con nuestros productos o servicios te invitamos a enviarnos tus comentarios y sugerencias a nuestro correo electrónico.

¡Este espacio es para ti!

Publicaciones recientes